Saltar al contenido


“Sostenibilidad ambiental, social y económica de la justicia. Retos de la Agenda 2030” es un Proyecto de Generación de Conocimiento aprobado por la Agencia Estatal de Investigación en el marco del Programa Estatal para Impulsar la Investigación Científico-Técnica y su Transferencia, el cual a su vez consta dentro del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación 2021-2023, ideado como el instrumento de programación que permite desarrollar, financiar y ejecutar las políticas públicas de la Administración General del Estado en materia de fomento y coordinación de la I+D+i.

¿Es sostenible la justicia española?

Esta pregunta conecta de forma directa con el objeto del Proyecto que desarrollamos. Desde hace décadas se han venido suscitando interrogantes en torno a la justicia y a los problemas que, quizás de forma crónica, padece aquella: dilaciones que son ya seña de identidad de algunos órdenes jurisdiccionales o la eterna insuficiencia de medios personales y materiales son algunos de aquellos.

A este interrogante intentamos dar respuesta desde un enfoque novedoso, mediante en el que no solo abordaremos la cuestión antes planteada, sino que además analizaremos tanto si es sostenible nuestra (administración de) justicia como los cambios que deberán tener lugar para que la justicia española pueda cumplir con los retos de la Agenda 2030. En cualquier caso, este estudio se llevará a cabo de manera transversal, ya que no solo abordaremos la sostenibilidad ambiental, sino que nuestro proyecto pivota sobre tres ejes distintos como son la sostenibilidad económica, social y ambiental de la justicia.

Centramos la investigación en obtener resultados que tendrán por un lago un impacto científico-técnico, por cuanto una la posible elaboración de propuestas de cambio legislativo, y, por otro lado, la de un marcado impacto social y económico materializando la mejora del bienestar de las personas.

El mundo debe cambiar y, como parte de él, la justicia también, en el sentido que marquen las propuestas concretas en las que culminará la investigación y cuyo impacto científico-técnico e impacto social y económico, como puede observarse, está garantizado, coadyuvarán a la influencia que los ODS deben tener en la sociedad.